sábado, 16 de abril de 2011

Fritadas Rosita Elena


Las llamadas ‘’fritadas secas’’, son una exquisita tradición ibarreña. Comenzó hace 6o años, con el emprendimiento de doña Rosita Elena,  una mujer que heredó su trabajo a hijos y nietos.
Sra. Marta Pineda (oriunda del Carchi)

Marta Pineda y Ramiro Males, mantuvieron viva la tradición de las exquisitas fritadas secas. Ellos llevan en su negocio aproximadamente 35 años, poniéndole el toque secreto para seguir con la tradición de aquella abuelita.
 
Conocidas como fritadas secas o coloradas


Para doña Marta, la preparación de este platillo es muy laboriosa, “No puedo descuidarme ni un momento porque tanto la fritada como el tostado se pasan y se me puede quemar”. A esta exquisita fritada se la conoce también como “Fritada Colorada”, porque su preparación es hecha con achiote. Los ingredientes que acompañan al plato son: fritada, papas y tostado; además del ají y una bebida gaseosa a gusto del cliente. Los mismos que son adquiridos en el mercado Amazonas y de vez en cuando en el mercado de Atuntaqui por Doña Marta.
Exquisita fritada de Rosita Elena


La propietaria del local, piensa, que el negocio es desconocido por algunas personas debido a  la competencia con las también tradicionales “Fritadas Amazonas”. Motivo por el cual prepara de 13 a 15 libras de carne diaria, mientras que antes preparaba entre 40 y 50 libras. Al día recibe la visita de 20 a 25 personas.
Cliente degustando la deliciosa fritada